Pasión por la Apnea

 

Ya desde chico, como tantos otros niños, jugábamos improvisadas competencias de resistencia subacuatica. Era impensado en ese momento que esos juegos inocentes se transformarían en la pasión que representa hoy en día el buceo en apnea.

Muchos amigos piensan que estoy loco, pero entiendo que quien nunca lo ha practicado no comprenda lo fabuloso de la experiencia de sumergirse a pulmón libre.

He tenido la inmensa fortuna de poder practicar esta disciplina en distintas partes del mundo, pudiendo observar y fotografiar desde estrellas de mar y caracoles hasta langostas, morenas y peces globo, sintiendo una enorme satisfacción al poder visitar ese fantástico mundo submarino, solo provisto de un par de aletas y una luneta.

Con el tiempo ese entusiasmo fue creciendo, y aunque las posibilidades de viajar han disminuido, sigo practicando esta técnica cada vez que puedo.

Sin dudas, el momento en que comprendí mi fervor por esta disciplina fue un jueves, en la pileta en la que realizábamos nuestras practicas de buceo, de pronto me di cuenta de que había estado más tiempo recorriendo el fondo de la pileta a pulmón libre que nadando en la superficie.

A partir de ese momento comencé a practicar otra disciplina, la apnea estática. Si poca gente entendía mis deseos de sumergirme solo con el aire de mis pulmones buscando la belleza de la vida submarina, menos aún comprendían el porqué de permanecer sumergido quieto y sin respirar durante el mayor tiempo posible.

Por suerte he encontrado un grupo de compañeros de buceo que comparten esta necesidad de superación permanente y con quienes buscamos mejorar nuestros tiempos.

Si bien no nos consideramos profesionales en el tema, y reconocemos estar muy lejos de serlo, hemos conseguido tiempos de inmersión de 4' 28'', lo cual consideramos un registro aceptable para un grupo amateur.

Si alguna vez quieres practicar esta disciplina, recuerda que NUNCA, bajo ninguna circunstancia, debes hacerlo solo, siempre busca un grupo de compañeros que sepan que hacer en caso de que algo no resulte como estaba planeado. Debes coordinar con ellos un sistema de comunicación por señas para que todos estén seguros de que la práctica marcha en forma adecuada.

Por cierto, si no tienes a tu alcance ese grupo de amigos que colabore en tus prácticas, te invitamos a compartir esta pasión con nosotros, solo tienes que contactarnos y con gusto seremos tus colaboradores en la práctica de apnea, y por que no tus próximos compañeros de buceo en alguna de las salidas periódicas que organizamos.

 

Diego Pace
Buceador de Rescate - OLAS

· Volver ·